Blogia
elpadredemag

Ayuntamiento sin escrúpulos.

Ayuntamiento sin escrúpulos.

En un artículo anterior narré el método tan vergonzoso y poco ético empleado por el ayuntamiento de Linares para timarme 200 €. Sí, doscientos euros estafados a un pensionista por solo aparcar en una zona de carga y descarga a las 9 de la mañana de un sábado, durante solo cinco minutos que es el tiempo que necesité para asistir a mi mujer hasta el coche con necesitad de trasladarla al servicio de urgencias. Todo ello a pesar de haber acompañado el pliego de descargo con el parte de ingreso en urgencias.

Como vecino que soy de la calle Corredera de San Marcos, he visto (y veo) en innumerables ocasiones cómo en ese mismo sitio de carga/descarga  aparcan a cualquier hora del día turismos, permaneciendo en dicho lugar el tiempo que el conductor necesita. Hasta el punto de que, en más de una ocasión, por estar esa zona (justo delante de los Billares París) repleta de coches particulares, alguna ambulancia de urgencia ha tenido que detenerse en mitad de la calle para llevarse algún enfermo, y formando recientemente verdaderos caos de tráfico.
 
Pues bien, la gota que colma el vaso de esta rocambolesca situación, ha sido este sábado día 21 de abril de 2012, cuando desde mi balcón observé a las 10 de la mañana cómo se instalaba en la misma zona de carga/descarga un Renault Clio (adjunto foto) con varias personas vendiendo papeletas para el sorteo de dicho coche allí expuesto como si fuese un concesionario ambulante. Mi primer pensamiento es que sería para alguna obra benéfica, pero me equivocaba, porque al poco rato tuve que salir a la calle y mi sorpresa fué comprobar que el sorteo era para una peña futbolística de la vecina ciudad de Andújar. Inmediatamente me interesé en saber si esas personas contaban con el permiso necesario para permanecer allí, asegurándome una de ellas que tenían el permiso por escrito de un concejal; concejal que, dicho sea de paso, monta su coche en la acera enfrente de mi casa (a la altura de la Opticalia Dauro) cada vez que necesita sacar dinero del cajero de enfrente.

El caso es que, retomando el asunto, la peña de fútbol llevó a cabo su negocio desde la 10 de la mañana hasta la 13.30, o sea tres horas y media de ocupación de una zona de carga/descarga.

Si yo pidiera explicaciones en el ayuntamiento me dirían que no pueden sancionar a los responsables de esa peña porque pidieron permiso reglamentariamente para estacionar ahí. Entonces, para que no me sancionen a mí por parar ahí cinco minutos para acompañar a mi esposa lesionada con un esguince ¿también tengo que pedir permiso al ayuntamiento?

Pues ahí reside mi indignación a la hora de escribir el artículo: El ayuntamiento da prioridad a una rifa lucrativa para una peña de fútbol de otra ciudad, antes que a la asistencia de una vecina linarense y mayor que necesitaba atención médica.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres